domingo, 14 de octubre de 2012

Ideario


Lo cierto es que la vida está llena de misterios.

Ella misma es un misterio en sí misma.

Lo único real, tangible y verdadero
son los afectos.
Las vidas de las que nos rodeamos
y a las que queremos.
Unas por imposición biológica
y otras por propia elección.

En el aire revuelan ideas encontradas.

Grandes hazañas épicas
que nacen de lo más íntimo del corazón:
solidaridad, empatía..., amor.
Y en el otro extremo, egoísmo, avaricia, odio, envidia...

Galopando entre el bien y el mal,
y, a pesar de las aberraciones vistas
en nuestra historia pasada y la actual,
siempre me inclino por el lado del bien,
porque confío en que el ser humano,
teniendo opción de elegir,
siempre lo hará por el lado correcto
porque es el lado por el que estamos aquí.


video



No hay comentarios:

Publicar un comentario